Cómo hacer potitos caseros para bebés

Cómo hacer potitos caseros para bebés

960 642 Babitas
  • 1

A los niños a partir de los 6 meses se les empieza a introducir alimentos sólidos en la dieta; ya no sólo toman la leche materna o artificial. Como padres, nos preocupa qué es lo que deben comer nuestros hijos, y preferimos que se acostumbren a los sabores de la comida de verdad, no a los potitos comprados. Los potitos caseros son una muy buena opción, puesto que sabemos lo que llevan y cómo están cocinados, ya que somos nosotros quienes los elaboramos.

Vamos a ver en este articulo cómo podemos preparar potitos caseros teniendo en cuenta las necesidades nutricionales del bebé. ¡Vamos a ello porque esta comida le encantará a tu peque!

Consejos para elaborar potitos caseros para bebés

En primer lugar, debemos saber cuáles son los alimentos que puede comer nuestro bebé dependiendo de su edad. A partir de los 6 meses puede tomar verduras como los puerros, zanahorias, calabacín, patatas, judías verdes o calabaza. Las acelgas y espinacas, al contener nitratos, no se pueden tomar hasta que tenga 12 meses. Y las verduras flatulentas hay que introducirlas al final del proceso a los 18 meses.

A partir de los 6 meses puede introducirse el pollo y en los meses siguientes el cordero y la ternera. El pescado blanco se podrá incluir a partir de los 10 meses.

Pasos a tener en cuenta para preparar potitos caseros

  1. Debemos usar las verduras frescas, evitando las que lleven varios días en el frigorífico, puesto que ya han perdido nutrientes.
  2. Hay que lavarlas muy bien siempre, no sólo cuando preparemos el potito, sino siempre.
  3. La mejor preparación de la verdura es cocerla al vapor.
  4. La carne o el pescado debe añadirse al final, para que no se pase de cocción. Comprobar que no haya huesecitos ni espinas.
  5. Si queremos echarle un poco de arroz para aportar hidratos a la comida del bebé, el momento de hacerlo es cuando empiece a hervir.
  6. Cuando esté todo cocido, se pasa por la batidora hasta obtener un puré. Dependiendo del espesor que se desee, se puede añadir agua de la cocción si todavía está muy espeso.
  7. Es recomendable añadir una cucharada de aceite de oliva virgen extra en crudo.
  8. Por supuesto, cuando vayamos a darle a la comida al bebé, debemos comprobar la temperatura de ésta para que no se queme.

Aquí tenéis algunos consejos para tener en cuenta a la hora de elaborar los potitos caseros para vuestros bebés. No habrá nada más sano que la comida que ha preparado mamá.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies